Ingenieros informáticos ciegos, ¿Cómo lo hacemos?

El tema que traigo hoy es bastante distinto a lo que he tratado hasta ahora. No obstante, está íntimamente relacionado con la informática, la tiflotecnología y las personas con discapacidad visual. Y por eso, hoy voy a escribir sobre ello.
Yo, el propietario de esta web, soy deficiente visual, lo que quiere decir que tengo algo de visión, pero en mi caso, necesito revisores de pantallas (también conocidos como lectores de pantallas) y líneas Braille, para poder manejar un ordenador. No me voy a dedicar a explicar que son estas herramientas en profundidad para aquellas personas que lo desconozcan, pero diré que un lector de pantallas reproduce, mediante la voz y comandos de teclado, el texto y la información textual de la pantalla, y que una línea Braille te muestra en Braille dicho contenido textual. Pero también soy ingeniero informático con un máster de investigación en algo que se llama Sistemas Inteligentes. Puedo contar que he desarrollado aplicaciones para Linux, Android y aplicaciones web. En definitiva, hago el mismo trabajo que un ingeniero informático vIDEnte, salvo que no puedo hacer diseños visuales, es decir, aspectos tales como colores, formas, tipología de fuentes, etc, porque no los puedo diferenciar, o diferenciarlos claramente.
Mucha gente, se queda asombrada cuando ve a una persona con deficiencia visual manejar un ordenador. si es ciega total, ya ni que decir. Pero cuando dices que eres ingeniero informático, la alucinación es máxima y se quedan con una cara de decir, ¿Cómo puede ser? Y es justamente esa pregunta la que aquí voy a explicar para toda aquella gente que se lo pueda preguntar, y también, para animar a las personas ciegas y deficientes visuales a que se metan en esta carrera, que no hagan caso de quienes les digan que es imposible, pues, con trabajo y decisión se puede, así como con la colaboración de los profesores.

Herramientas de apoyo para un ingeniero informático con discapacidad visual

Lo primero de todo, es saber qué herramientas de apoyo necesita una persona con discapacidad visual para que esta pueda desempeñar su trabajo como ingeniero informático.
En mi caso, lo primero es contar con un revisor de pantalla que me permita oír lo que hay en la pantalla, es decir, leer los menús, navegar por internet, o escribir un documento de texto, por ejemplo. Dependiendo del sistema operativo que utilicemos, contaremos con unos lectores de pantalla u otros. Así, en Linux contamos con Orca, en Windows con Jaws de Freedom Scientific (de pago), NVDA y Narrador (incluido en Windows), VoiceOver en Mac OS y en IOS, y TalkBack en Android.
En segundo lugar, para mí es imprescindible una línea Braille para poder leer el texto mediante el tacto y así tener un mayor control de lo que he escrito y cómo lo he escrito a la hora de revisar un código fuente o cualquier documento que tenga que elaborar. Existen distintos fabricantes de estos dispositivos, y modelos, más pequeñas o grandes para mostrar de una vez más o menos caracteres en Braille. Así, podemos destacar la serie Focus Blue de Freedom Scientific o la Supervario de Baum.
Otro software imprescindible en el trabajo de un ingeniero informático es un buen OCR, el cuál permite extraer el texto de imágenes o PDFs no accesibles a documentos que puedan ser leídos por un lector de pantalla o representados en Braille mediante una línea Braille. Existen distintos OCR, como Abbyy Finereader, OpenBook o Tesseract.
En mi caso particular, y aunque no es directamente un accesorio para el ordenador, empleo lo que se conoce como anotador parlante, es decir, un pequeño dispositivo que me permite escribir y leer documentos de texto, como notas, IDEas o lo que necesite. los más modernos utilizan sistemas basados en Windows Pocket, como el Pacmate de Freedom Scientific o los Braille Sense y Voice Sense de HIMS Inc. Sin embargo, yo utilizo uno mucho más simple y antiguo, ya que es de finales de los 80, el Braille Hablado 2000, de la extinta Blazie Engineering, ahora propiedad de Freedom Scientific.
Otras personas, con mayor resto visual que el mío, podrían utilizar Magnificadores de pantalla, con o sin lector de pantalla integrado como Magic de Freedom Scientific o la propia aplicación Lupa de Windows. Sin embargo, estas personas tienen bastante buen resto visual, y yo quiero centrarme en aquellas que no pueden manejar un ordenador simplemente con ampliaciones de pantalla.

Software de desarrollo accesible

Aquí es donde entramos en profundidad en qué aplicaciones o programas podemos utilizar las personas con discapacidad visual a la hora de desarrollar aplicaciones o páginas web. Y la verdad que en este punto se nos reducen las opciones, porque mucho software existente en este mundo no es accesible para nosotros. No obstante, sí que tenemos buenas opciones para escribir nuestros códigos fuentes.
Yo particularmente me gusta trabajar con lo más sencillo posible a la hora de escribir código fuente, si es posible, de forma que controle al máximo todo el código y que ningún programa de este tipo me meta lo que denominamos "código basura", es decir, cosas que no sirven demasiado o no son como queremos. Por esto, suelo utilizar editores de textos básicos y comunes para todos los usuarios. Así, por ejemplo, en Windows utilizo el Bloc de Notas o el Wordpad, en Linux, Nano, si estoy utilizando la consola, o gedit o similar en un entorno gráfico, y TextEdit en Mac OS. Además de los anteriores, en Windows, también empleo a veces NotePad++ y Biblos, y hace tiempo también usé otro llamado UltraEdit.
Otro tipo de software que un ingeniero informático requiere, dependiendo también del proyecto y del sistema operativo para el que esté desarrollando aplicaciones, son los conocidos como IDE (Integrated Development Environment). En este caso, en Linux, al menos que yo conozca, no tenemos ninguno accesible. En Windows, por lo contrario, podemos utilizar Visual Studio para desarrollar aplicaciones para Windows, PhpDesigner para aplicaciones web, o Eclipse, que nos permite desarrollar aplicaciones para distintos entornos y lenguajes de programación. Así, podríamos desarrollar software para páginas o aplicaciones web, dispositivos Android, código para LejOS y el ladrillo de robótica de Lego o el propio Windows. Si nos fijamos en Mac, XCode es totalmente accesible y nos permite desarrollar aplicaciones tanto para Mac OS así como para IOS y WatchOS. En Mac OS también disponemos de Coda, un entorno perfecto para desarrollar aplicaciones de distinto tipo, como aplicaciones web.
Otro tipo de herramienta muy útil, especialmente cuando el proyecto se realiza en equipo, es lo que conocemos como software para el control de versiones. Este tipo de software nos permite almacenar en un repositorio dentro de un servidor, como Github, el código de nuestro proyecto y además tener un seguimiento de los cambios realizados a lo largo del desarrollo, pudiendo volver a un punto anterior o tener distintas ramas de desarrollo. Aquí, la más popular herramienta se llama GIT, y es perfectamente accesible en todos los sistemas operativos mediante consola. Además, contamos con SourceTree, una herramienta de carácter visual pero accesible para la misma función que GIT, accesible en Mac OS.
En el caso particular de tener que desarrollar una aplicación web, o una página web, es necesario contar con un servidor de desarrollo. Tanto en Linux como en Mac OS, podemos configurar todo lo necesario (MySQL, Php y Apache) desde la propia línea de comandos. En Windows, podemos utilizar XAMPP, que nos montará todo lo necesario automáticamente y sin mucha complicación a la hora de configurarlo todo.
Como se puede apreciar, hay bastantes opciones disponibles para desarrollar software para cualquier plataforma, perfectamente accesibles. Y estos no son todos los programas existentes, quizás sí de los más relevantes o importantes en mi opinión, pero existen más aplicaciones que para determinadas tareas pueden sernos útiles. Lo importante a la hora de desarrollar una aplicación, más que el software, es la capacidad del ingeniero informático para diseñar e implementar la aplicación que satisfaga los requisitos de funcionalidad y uso impuestos por el cliente.

Conclusiones

en resumen podemos decir que una persona ciega, o con baja visión, es perfectamente capaz de diseñar, implementar y probar cualquier software en cualquier plataforma, siempre que se diseñe siguiendo el principio de diseño para todos.
También podemos afirmar que existe software suficiente para adaptarse a cualquier tipo de proyecto. Lo único que no podemos es diseñar una interfaz gráfica de usuario, es decir, de definir colores, formas, tipologías de letras y demás que resulten más agradables a la vista, porque de eso no entendemos. No obstante, en algunos sistemas, como Android, podemos utilizar la interfaz por defecto, y, en cualquier caso, otra persona puede retocar el aspecto visual.
Lo más importante, al menos para mí, es que el programa o la aplicación funcione correctamente, eficientemente y eficazmente, y esto está más relacionado con la parte que no se ve del software. No sirve de nada tener la aplicación visualmente más bonita del mundo, si no cumple de forma satisfactoria la función para la que se ha diseñado. Y en esta parte del desarrollo del software, lo más importante es la cabeza, la capacidad de imaginar, de analizar el problema, diseñar la solución e implementarla. Y en esto, las personas con discapacidad visual, tenemos mucha ventaja.
La pregunta que cabe hacer aquí es, si no existen barreras insalvables en el software de desarrollo, ¿por qué vamos a pensar que un discapacitado visual no puede ser un ingeniero informático?

4 thoughts on “Ingenieros informáticos ciegos, ¿Cómo lo hacemos?

  1. Yo, soy ciego total, y también hice la carrera de ingeniería informática, concretamente la de gestión, y actualmente, ya hace 9 años que estoy trabajando en Indra Sistemas, pero antes de este empleo también tuve muchas entrevistas sin resultado, pues era lo típico que ya te llamaremos y nunca llamaron.

  2. Honestamente las conclusiones me parecen un poco categóricas. A pesar de la tremenda evolución de las ayudas técnicas y las mejoras de accesibilidad de entornos como Visual studio o Eclipse para una persona ciega que quiera dedicarse a la ingeniería aún hay grandes limitaciones como, por ejemplo, el acceso a las llamadas herramientas case. Por otro lado un desarrollador ciego con un buen nivel de comprensión de cómo se presenta la información desde el punto de vista visual y las pautas de diseño del sistema operativo no debería tener muchas dificultades para programar una interfaz gráfica de usuario sobre todo si lo hace a nivel de código. lo bueno de todo esto y lo que me parece esencial es el hecho de que una persona ciega que quiera dedicarse profesionalmente a la informática tiene hoy un montón de recursos a su disposición para realizar un trabajo productivo, y las limitaciones en todo caso no están dadas por la visión o su ausencia sino por las condiciones particulares de cada individuo, la accesibilidad de las herramientas, el acceso a las ayudas técnicas adecuadas y las condiciones del entorno de trabajo. Me atrevería a afirmar que para un profesional de las TIC el no saber inglés, por ejemplo, potencialmente puede erigirse en una dificultad aún mayor que la falta de visión. Para terminar me gustaría comentar la existencia de un editor de código para Linux, concretamente para el escritorio Gnome que solía ser muy bueno y accesible. Me refiero a Bluefish (http://bluefish.openoffice.nl/index.html). Hace muchísimo que no lo uso y no sé cómo andará, pero si ahora mismo tuviera que programar en entorno Linux sería lo primero que miraría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *